sábado, 4 de mayo de 2013

EN EL LÍMITE DEL BIEN Y DEL MAL




CAPÍTULO 10

Al salir Carlos se abrazó a sí mismo con fuerza cuando el aire de la calle le dio en la cara helándolo hasta los huesos. Apenas llovía ya, pero había un poco de viento frío haciendo estragos entre los transeúntes. Él solía llevar puesto el uniforme bajo la gabardina cuando hacía el trayecto entre su casa y la comisaría, otros no lo hacían así y lo dejaban en la taquilla o sólo se ponían parte del mismo cuando estaban fuera del trabajo.

jueves, 2 de mayo de 2013

RASCA Y PIERDE




CAPÍTULO 9


Eran las cuatro de la tarde cuando Verónica aparcó el coche ante la casa del pueblo de su padre. Era un caserón familiar en un pueblo de Guadalajara que había quedado vacío tras la muerte de sus abuelos y por sentimentalismo nadie de su familia había querido venderlo. Por lo general no tardaba más de dos horas en recorrer el trayecto en coche hasta allí pero las carreteras estaban imposibles. No había imaginado ella que les costaría tanto llegar.

lunes, 29 de abril de 2013

PIDE AYUDA... QUE NO TE LA VAN A DAR




CAPÍTULO 8


Eran las cinco de la tarde cuando Sacher llegó a Madrid. Hacía cuatro horas que había salido de Burgos y desde entonces no había parado de llover a mares. El temporal, sumado a la inminente Semana Santa cristiana, había alargado su viaje al provocar colapsos en las carreteras y un aparatoso accidente en cadena en la A-1 que había frenado el tráfico hasta casi detenerlo. “Viernes de dolores”, pensó. Pero sus conocimientos sobre meteorología le recordaban que aquellos nimbostratos no estarían allá arriba para siempre, ni siquiera durante mucho tiempo. La primavera se acercaba inexorable y con ella la locura meteorológica. “Nunca llueve eternamente”, se dijo, “en un par de días volvería a salir el sol”.

domingo, 28 de abril de 2013

HACE FALTA UN ALIADO




CAPÍTULO 7

Hans le resumió a Verónica todo lo que le había pasado en el hospital mientras ella ponía rumbo de nuevo hacia su casa. A él se le hacía un nudo en la garganta cuando  le contaba cómo lo habían engañado para que se quedase desnudo en aquel quirófano, cómo siguieron rajando su espalda a sabiendas de que él estaba consciente.

viernes, 26 de abril de 2013

IM- PACIENTE




CAPÍTULO 6


Verónica tenía programado el despertador en el teléfono móvil y llevaba un buen rato apagándolo cada cinco minutos. Ella creía en el mito de que en el mundo había gente capaz de despertarse de buen humor en cuanto sonaba el despertador, pero esa era una creencia que había relegado al ámbito de lo paranormal y de las leyendas urbanas; la existencia de tales súper personas era sólo un rumor.

lunes, 22 de abril de 2013

LA FELICIDAD DEL IGNORANTE




CAPÍTULO 5


Era noche cerrada y la única luz que interrumpía la penumbra del salón provenía del televisor encendido. Frente a él y sentado en un sofá de terciopelo marrón, había un hombre prácticamente estático, con la mirada fija en la pantalla. Apenas pestañeaba, y sólo ejecutaba pequeños y precisos movimientos con las manos en un mando de videoconsola. La música del juego estaba a un volumen muy bajo y sin embargo el hombre del sofá opinaba que si alguien la escuchara durante demasiado tiempo acabaría por volverse loco.

VIEJOS RECUERDOS, NUEVOS TEMORES



CAPÍTULO 4


La lluvia y el viento quedaron fuera del portal como huéspedes indeseados, pero igualmente el frío desagradable la acompañó hasta el tercer piso donde estaba su apartamento. Su pelo largo y rizado estaba totalmente empapado al igual que la ropa que llevaba, porque llovía tanto y desde tantos frentes distintos que llevar paraguas no le había servido de nada. Había tenido un día de perros, pues su trabajo y el mal clima solían ir cogidos de la mano; cuando hace viento y cambian las temperaturas las telecomunicaciones siempre funcionan mal ¿y qué hace entonces la gente cuando se queda en casa y no puede conectarse a internet? Llaman al servicio técnico, a los teleoperadores, aquellos que deben saber todo, los que todo deberían arreglar al instante.